Este libro aborda, a modo de introducción, uno de los pasajes más controvertidos e interesantes, no solo de la historia relativamente reciente de España, sino de toda su andadura.

Voy a intentar ser lo más aséptico posible con este tema, que en España despierta pasiones bastante encontradas. Tengo la suerte de que en mi familia no hay cuentas pendientes de la Segunda República, ni de la Guerra Civil, por lo cual creo que puedo dar una opinión algo imparcial sobre el tema.

Breve historia de la Segunda República española El libro puede considerarse como una introducción breve a este período —consta tan sólo de poco más de 300 páginas, teniendo en cuenta que prácticamente casi una tercera parte del mismo se dedica a exponer los antecedentes que llevaron a la proclamación de la República—, y tratado de una forma bastante imparcial: los errores se reparten entre todas las partes implicadas.

El libro me ha gustado mucho, principalmente porque, como he comentado anteriormente, el autor ha intentado relatar los hechos de una forma bastante imparcial; estoy seguro de que, por ello, no a todo el mundo le gustará. En mi caso, y no voy a entrar en detalles, me ha abierto los ojos sobre los prejuicios que tenía sobre el tema.

Lo que pudo haber sido un período de enorme progreso de España (dejando aparte la cuestión de que alguien pueda preferir la Monarquía o la República, lo cierto es que aquella se encontraba en una situación insostenible), nos acercó, ya desde sus primeras etapas, en uno de los períodos más negros (indudablemente el más negro en la historia reciente) que han asolado nuestro país: la Guerra Civil, un conflicto en el que no hubo dos Españas, sino tres; una tercera horrorizada de lo que los odios, rencillas, envidias, etc. pueden llegar a ocasionar entre hermanos que deberíamos convivir, cada uno con sus diferencias, en nuestro país.

Supone una tristeza enorme haber desperdiciado una ocasión para haber integrado el país en las democracias europeas, para habernos enzarzado en nuestros odios primigenios.

Recomiendo su lectura, para revisar (como ha sido en mi caso), los conceptos que podamos tener de este período. El único aspecto que me ha gustado menos es la, en mi opinión y como comenté anteriormente, muy extensa exposición de los antecedentes de la proclamación; se me ha hecho un libro muy corto. Puedes conseguirlo aquí.

Deja un comentario