Primer libro que leo de Dolores Redondo, en concreto de la Trilogía del Baztán. Tenía pendiente desde hace algunos años leerlo, y por fin me he decidido.

Una serie de crímenes de mujeres jóvenes van apareciendo en las inmediaciones de la localidad de Elizondo, situada en el valle del Baztán. Las víctimas presentan unas características más o menos comunes: adolescentes, cuyos cadáveres eran expuestos en unas condiciones similares, y presentaban unos signos de violencia idénticos.

El guardián invisibleAl cargo de la investigación de los asesinatos, se encuentra Amaia Salazar, inspectora formada en la sede del FBI en Quantico, protagonista principal de la novela, y presumiblemente de la trilogía.

En la trama se entremezclan cuestiones familiares, así como relativas a la mitología de la zona, en especial el basajaun, al cual, por parte de habitantes de la zona, se le atribuyen inicialmente los asesinatos.

La novela tiene unos personajes muy bien construidos, destacando la protagonista, y la relación que tiene con los miembros de la familia. Sin embargo, considero que este aspecto tiene mucho peso en la novela, y en ocasiones hay tramos demasiado largos en los cuales no se realiza ningún avance en el desarrollo de la trama, y da la impresión de que nos encontramos muy enredados en cuestiones familiares.

La documentación de la autora para construir esta novela ha sido excepcional; se ve que ha habido mucho trabajo previo para dar consistencia a algunos aspectos de la investigación.

En conjunto, me ha gustado, aunque bien es cierto que el final es relativamente previsible, en vista de cómo se van sucediendo los acontecimientos, y esto, en una novela de este género, no sé si es bueno.

Aún así, estoy deseando leer las otras dos historias de la trilogía; recientemente la autora ha escrito una otra novela, que fue vencedora en la edición del Premio Planeta de 2016, Todo esto te daré, la cual la añadiré a mi lista de lecturas pendientes.

Podéis comprar el libro aquí.

Deja un comentario