Leí hace unos meses el primer libro de la serie The Cuckoo’s Calling, poco antes de empezar con el blog. La verdad es que no me gustó mucho, pero aun así me he decidido a leer esta continuación.

Escrito por Robert Galbraith, pseudónimo de J.K. Rowling, de quien supongo que no hace falta hacer ninguna presentación.

The SilkwormEn esta ocasión, el detective Cormoran Strike, junto con su ayudante Robin, reciben el encargo de una mujer, de investigar la desaparición de su marido. No sospecha que esté muerto, ya que habitualmente hace este tipo de cosas, con la diferencia de que en esta ocasión su ausencia es más larga de lo habitual.

Su marido es un escritor de novelas de dudosa calidad (y gusto), por lo que Cormoran se dedica a interrogar a colaboradores habituales del desaparecido.

Y aquí es donde, creo, radica el problema de esta novela; se ha repetido el problema que encontré en la novela anterior: una sucesión de interrogatorios, conversaciones, que no parecen llevar a ningún sitio. Todo esto mezclado con muchas menciones repetitivas a problemas de las vidas personales de ambos protagonistas. Y todo eso a pesar que la trama que la autora ha desarrollado es muy buena, con cantidad de relaciones entre los personajes, pero sinceramente, la forma de plasmarlo creo que no es la mejor.

Al final la verdad es que el libro se me ha hecho muy largo, si no pesado.

Podéis adquirirlo aquí.

Deja un comentario