Hace pocas semanas, escribí sobre el libro Vegetarianos concienciados, de Lucía Martínez. El libro me gustó bastante, con lo cual, después de conocer de la existencia de Vegetarianos con ciencia, y de las buenas referencias que había leído de él, decidí comprarlo.

Vegetarianos con cienciaAmbos libros de la autora son muy similares en contenido. Quizás debido al hecho de que los he leído en el orden cronológico inverso, mi opinión sobre ambos es un poco especial. Lo que había leído en esas referencias citadas, es que el segundo libro no aporta mucho si ya habías leído el primero (es decir, el analizado en esta entrada).

Tengo que decir que a mí personalmente me ha gustado un poco más Vegetarianos concienciados; el contenido es un poco mas amplio (al menos en número de páginas), y prácticamente incluye todo el contenido de este (aunque en algunos casos, el libro aquí analizado ofrece un análisis un poco más exhaustivo).

Ciñéndonos a este libro, hay que resaltar, sin embargo, que el capítulo dedicado en el presente libro sobre la vitamina B-12 es extraordinario, y muy completo; creo que despeja todas las dudas acerca de este tema de suma importancia para aquellos que se decanten por una dieta vegetariana.

Hay otros análisis más completos acerca del impacto global que tiene el promover la dieta actual, con gran preponderancia de la carne, principalmente en los países occidentales, y en la parte final del libro nos ofrece una introducción (lamentablemente, según apunta la autora, no hay suficientes estudios al respecto) al crudiveganismo.

Mi recomendación final es la siguiente: si puedes permitirte tener ambos, adelante; si solo puedes permitirte comprar uno de ellos, te recomiendo que te decantes por Vegetarianos concienciados.

El libro Vegetarianos con ciencia podéis encontrarlo aquí.

 

Deja un comentario