22 de febrero de 2024
El problema final, de Arturo Pérez-Reverte

Nueva novela de Arturo Pérez-Reverte, que está teniendo unos últimos años de una productividad bastante alta, a la hora de escribir nuevas obras. He leído alrededor de una decena de obras de él, principalmente las primeras; me parece un autor interesante, y particularmente me parece más interesante escuchar sus entrevistas. Voy a intentar desvelar lo menos posible de la trama de esta novela, por lo cual, aquel que ya la haya leído, encontrará cosas que pueden parecer incorrectas o incompletas.

En esta ocasión, se ha decidido por una novela de género policíaco. Su ambientación, un grupo de personas aisladas en una isla, recuerda mucho a otras novelas clásicas del género, principalmente Diez negritos (cambiado su título recientemente como Y no quedó ninguno; la verdad es que la traducción del título inicial era un poco lamentable), o Asesinato en el Orient Express.

En efecto, se encuentra ambientado en los años 60, en una isla griega situada en el Mar Jónico, donde, debido a una tormenta, un grupo reducido de personas se quedan aisladas en la misma. En esa situación, se produce un asesinato. Al no ser posible la llegada de la policía, debido al temporal, se encarga de la misma una de las personas, actor en el inicio de la decadencia de su carrera, quien ha protagonizado poco más de una decena de películas de Sherlock Holmes. La carrera profesional de esta persona, se va mezclando con la realidad, a lo largo de supuestas películas en las que participó, o compañeros de profesión —bastante conocidos— con los que trabajó. A lo largo de la historia, se van sucediendo una serie de hechos que añaden interés a la historia.

En mi opinión, se trata de una novela bastante aceptable, y mantiene la intriga sobre quién puede ser el causante del asesinato, sin llegar a ser una obra maestra; hay varios giros a lo largo de la misma, que hacen que el título de principal sospechoso vaya cambiando. El final es en parte esperable, aunque tengo que decir que, en mi caso, no acerté sobre quien sería el culpable. En este sentido, me puedo dar por satisfecho, ya que el final para mí fue, en parte, una sorpresa.

Como nota negativa, considero que la introducción a la trama (hasta el momento en que se realiza el asesinato, lo que podríamos llamar como el primer acto) se hace bastante largo, principalmente, porque —creo— aporta poco a la historia.

Podéis encontrarlo aquí.